Mostrando entradas con la etiqueta Rosetti Domingo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Rosetti Domingo. Mostrar todas las entradas

domingo, 1 de noviembre de 2015

Domingo Rosetti - Un brucatello di caffé


Rosetti - Un brucatello di cafè from Ana Miravalles on Vimeo.



I contadini, come si dice in italiano, aveva un cognome e il nome del posto, ...
Nosotros era chiggu rosetti todos teníamos otro nombre, 
Entonces uno iba a lo de Peppe:
- Peppe, se fussi papa, te, che te magnerisci? Un brucatello di caffé pel mattino, col pane e l’unto, es el dialecto cupromontale.
¿Sabes lo que es un brucatello de café? Una jarra de café, pero el café… ¿qué café? La cebada tostada y la ponés a hervir, porque  el café, ¿quién lo conocía? Nosotros, yo no lo conocía el café, nadie conocía el café. Con suerte se conoció en el campo después de la guerra.

I contadini avevano un cognome e il nome del posto.
Dunque uno andava da Peppe:
-  - Beppe, se fussi papa, te, che te magnerisci? Un brucatello di caffé pel mattino, col pane e l’unto, es el dialecto cupromontale.
Lo sai cosé un brucatello di caffe? una brocca di  caffe, ma il caffé, quale caffé? l'orzo abbrustolito, lo fai bollire, perché il caffé, chi lo conosceva? Noi, io non lo conoscevo il cavve, nessuno conosceva il caffé. In campagna solo dopo la guerra si conobbe il caffe...

Domingo Rosetti - En la campiña italiana


Rosetti - En la campiña italiana from Ana Miravalles on Vimeo.



En la campiña italiana, creo que lo debes saber, allá el contadino era esclavo de la tierra, allá el contadino vivía solamente con lo que producía en su campo, el propietario tenia todo lo que producía, pero en cuatro o cinco hectáreas de tierra vos no podés vivir mucha gente, y nosotros estaba mi abuela, mi abuelo, mis tías que eran dos o tres, mi mama mi papa, yo y seis hermanos eramos, nosotros, los varones íbamos a la escuela, uno estaba estudiando en Macerata, el otro estaba en el seminario estudiandno de misionero, yo era chiquitito que iba a la escuela, … cinco kilómetros, todos los días me hacían caminar, cuando había nieve me hacia cinco kilómetros a pie, no había colectivo, asi que esa era la vida de la gente, luego volvia a casa, había que cuidar la oveja, llevar el auga a los animales, cortar un poco de pasto, o sea la vida de la casa, nunca se estaba quieto, jugando; yo nunca recibí un regalo de navidad, se colgaba la media, un zapatito, te metían dos castañas, con una naranja, ese era el regalo que se recibía. Y nosotros que eramos propietarios, vos te podes imaginar los otros tipos que trabajaban a medias? 

Nella campagna italiana, forse tu lo sai, il contadino era schiavo della terra, il contadino campava soltanto con quello che produceva, colui che era proprietario teneva tutta la produzione, ma in quattro o cinque ettari di terra non possono vivere troppe persone, e noi eravamo la nonna, il nonno, le mie zie, la mamma, il papa, io e sei fratelli eravamo noi, i maschi andavamo a scuola, uno studiava a Macerata, l'altro al seminario, per diventare missionario, io ero piccolino, che frequentavo la scuola elementare ... cinque chilometri, tutti i giorni, dovevo fare a piedi, non c'era la corriera, cosí era la vita della gente, poi tornavo a casa, dovevo accudire la pecora, portare l'acqua alle bestie, tagliare l'erba, la vita della casa, cioé, no si stava mai fermi  a giocare. Io non ho mai ricevuto un regalo per Natale, si appendeva una calzina, o una scarpa, e ci mettevano dentro due castagne, e una arancia, quello era il regalo. 
E noi eravamo proprietari, ti puoi figurare la situazione di quelli che erano mezzadri?
 

domingo, 23 de noviembre de 2014

Domingo Rosetti - Sangre patria


Rosetti - Sangre patria (edición) from Ana Miravalles on Vimeo.


 Mi viejo era de la clase 96, a los 15 años se vino a la Argentina, solo con un vecino, y estuvo tres años trabajando acá y despues cuando se inició la guerra del 15 empezó la propaganda que quien volvía a Italia tenía el pasaje pagado y que iba a volver a ver a la madre y todas esas cosas asi.
Resulta que a los 15 días que estaba ya estaba en los Alpes, en el 8° reggimento alpini y era asistente del maggior Labianca y le dieron un paquete de galleta y la pilcha con la que tenía que ir arriba y después todas municiones, un fusil cada uno, a la montaña.

Pasaba un avión, dejaba una raya de humo y ahi empezaba la artillería, y ellos escondidos detrás de como una baranda de la montaña que había, cuatro días estuvieron asi, a la mañana empezaba un bombardeo,  y a la tarde se terminaba, y ellos no podían ni comer porque cuando venia la mula con la sopa de alla abajo -porque viste la comida se la mandaban con la mula- y empezaba el tiroteo y no podían subir.

Y una mañana dice que vino el avión, dejó la raya de humo, la señal, y empezó la artillería, y después de media hora más o menos se paró de golpe y al ratito, se sintió que venía un tipo gritando: "maggiore Labianca, il mio battaglione é distrutto, si salvi chi puó", era otro oficial del otro batallón, que le habían matado todos; y el mayor de ellos era el mayor Labianca, les dice: "Ragazzi,  baionetta in canna, preparar todo para defenderse", dice, subio una nube, los tapó a todos, dijo: "ragazzi chi si puó salvare, si salvi" y empezaron a correr, corrio dos días para atras, la montaña bajando, ahí se salvo la primera vez. Una mano le quedó imperfecta, despues con un dedo estuvo herido.

Cuando volvio a Italia en el sesenta y pico, resulta que fue a reclamar una pensión, y le dijeron que él había firmado un papel donde  donaba su vida a la patria, tenía una bronca inmensa, te podés imaginar porque varias veces volvió a su lugar de combate aunque estaba herido, y sin embargo, cuando todo el mundo se jubilaba,  él fue a buscar la jubilación, no se la dieron porque habia firmado un papel, que daba su sangre a la patria.